INICIO

Fernando Mayorga

A pie, recorriendo los límites del tiempo...

Iconografía del frontispicio de la Catedral de Guayaquil. Los Evangelistas y el Tetramorfos.

En Guayaquil, desde mi balcón.

Desde el punto de vista estético, los progresivos cambios experimentados en el frontis de la antigua Catedral de Guayaquil entre 1860 y 1890 son producto de varias remodelaciones; como resultado tenemos que hacia finales del siglo XIX ya se observan torres más altas, y en la parte central de la fachada, destaca un nuevo orden arquitectónico rematado con un gran frontón triangular de corte renacentista.

Como mencioné en el artículo anterior “Ayer y hoy” no sólo la imagen del Apóstol Santiago ha sido permanente en el frontispicio de la Iglesia Catedral, también los Evangelistas han tenido un espacio preponderante; primero como estatuas de cuerpo entero en la antigua catedral y ahora como representación simbólica en el tímpano de la portada principal de la nueva Catedral.

Aunque es una presunción en la ausencia de datos confiables y de fotografías que nos permitan identificar con claridad los detalles de la fachada de la antigua Catedral, parecería que estaba decorada con las imágenes de los Evangelistas; por ejemplo, en las dos fotografías que incluyo a continuación se observan cuatro esculturas de bulto redondo, en la primera imagen (c.1870) las esculturas están adosadas al cuerpo superior de la fachada, en la siguiente imagen (c.1920), las esculturas han sido trasladadas sobre la balaustrada a los lados del frontón del edificio. Insisto, no existe información que confirme si se trata o no de los Evangelistas.

El Tetramorfos.

La representación simbólica de los Evangelistas, en el arte sacro se denomina Tetramorfos (del griego tetrámorphos “que tiene cuatro formas”) y consiste en cuatro seres místicos alados: San Mateo, un hombre alado; San Marcos, un león; San Lucas, un buey; San Juan, un águila.

El origen del Tetramorfos está en el Libro de Ezequiel y la visión que describe en el capítulo 1, 5-14, también Apocalipsis capítulo 4, 6-8. Cirlot (2008) atribuye a San Jerónimo la creación de la fórmula de “equivalencias significativas” de la siguiente manera: hombre, encarnación; león, resurrección; buey, pasión; águila, ascención.

En el arte medieval se los representa rodeando al Pantocrátor (Jesús mayestático como juez en el fin de los tiempos) y también suelen aparecer como figuras humanas aladas con cabeza de animal. Con la llegada del Renacimiento predomina su interpretación como atributo de los Evangelistas y se prefiere representarlos acompañando a sus respectivas figuras humanas.

Como dije líneas arriba, en la nueva Catedral de Guayaquil, el Tetramorfos se encuentra en la base del tímpano de la portada principal, están trabajadas en relieve y de izquierda a derecha son: el buey, el hombre alado, el águila y el león. Todos ellos con excepción del águila sostienen el libro que representa a los Evangelios. El ágila tiene el libro bajo sus patas.

La composición del tema está organizada en dos conjuntos, a la derecha sobre el buey y el hombre alado está la imagen de la Virgen María acompañada de la inscripción latina “Et Verbum caro factum est” (Y el verbo se hizo carne); a la izquierda sobre el águila y el león, y espero no equivocarme, la imagen de San José también acompañado de una inscrición en latín: “Ora et labora” (Ora y trabaja). Finalmente, en la parte superior del tímpano, la imagen de Cristo Rey Mayestático rodeado de ángeles y serafines (o tal vez querubines). El orden de la descripción de las imágenes la he realizado de abajo hacia arriba simplemente porque mi afán era escribir sobre el Tetramorfos.

Hasta Pronto

Imagen del encabezado: La antigua Catedral de Guayaquil y la Plaza de la Estrella hacia 1880 en “Guayaquil antes y después del Gran Incendio”. Publicaciones de la Biblioteca Municipal de Guayaquil. Guayaquil: 2004
Fuentes: * Cirlot, Juan Eduardo. “Diccionario de símbolos” Siruela. Madrid: 2008.
* Estrada Ycaza, Julio; Estrada, Cecilia y Palacios, Antonieta. “Guía histórica de Guayaquil” Tomo 5. M. I. Municipio de Guayaquil. Guayaquil: 2008.
* Hall, James. “Diccionario de temas y símbolos artísticos” 2 Vol. Alianza Editorial. Madrid: 2003.
* Revilla, Federico. “Diccionario de Iconografía y simbología” Cátedra. Madrid: 2012.

Publicado por Fernando el 24 Oct 2016
comments powered by Disqus

Something else...

404

Mi historia H. K.

1982